Noticias

En esta sección podrá conocer todos los eventos y últimas noticias de nuestra concesión. Le mantendremos totalmente informado.

Cosas a tener en cuenta sobre los neumáticos y su caducidad

Cosas a tener en cuenta sobre los neumáticos y su caducidad

Los neumáticos son al coche como los pies a las personas y saber interpretar su estado de salud puede costarnos más o menos caro en cuanto a nuestra seguridad. 

 

Sobre las ruedas influyen factores determinantes para averiguar la salud del neumático como la presion de inflado, el deslizamiento sobre el asfalto y el paso del tiempo.

 

En primer lugar, los neumáticos tienen una fecha de fabricación y un límite de tiempo tras el cual no se garantiza la calidad del material puesto que se degrada con el tiempo. A partir de cierta edad, las ruedas no sirven para circular con seguridad por la pérdida de elasticidad y propiedades que sufre el neumático. 

 

Cuando compremos unas ruedas nuevas, debemos saber que a partir de su monta nos van a durar ciertos años. Pero a partir de los 5 años de ponerlos en el vehículo, se considera que el neumático ya no tendrá la misma elasticidad y se traducirá en menos seguridad. 

 

Además, el neumático puede agrietarse y romperse con facilidad, por lo cual, podemos tener menos agarre en los desplazamientos laterales o incluso un reventón. Por otro lado, los neumáticos con el paso de los kilómetros se van desgastando y van perdiendo grosor en la banda de rodadura hasta llegar al límite legal de 1,6 mm de profundidad en el surco. 

 

Entonces, debemos cambiar los neumáticos antes de que suceda una de estas cosas: que se gasten hasta los testigos de medición o cuando cumplan 5 años desde que se pusieron en el vehículo. Lo habitual es que las ruedas se desgasten antes de los 5 años, a no ser que no lleguemos a los 3.000 km al año.

 

Un falso mito que se suele decir es que un neumático con más de 5 años desde la fecha de fabricación no tiene porqué haber caducado... En realidad es que las ruedas caducan a los 5 años desde la monta y 10 años desde su fabricación. 

 

Y, por supuesto, un neumático de segunda mano es todavía menos seguro porque solamente conocemos seguro la fecha de fabricación, no conocemos el historial del neumático ni sabemos cómo se conservó en uso o mientras esperaba a ser vendido.

 

En definitiva, si la fecha de fabricación de los neumáticos es de más de diez años, no los compraremos; a los 5 años de ponerlos en funcionamiento en nuestro coche ya lo debemos cambiar y si los neumáticos han rebasado el límite legal de profundidad mínima para el surco, también deberemos cambiarlo por nuestra seguridad y porque se convierte en un peligro para todos.

Te llamamos
Enviando

(*) Campos obligatorios

(**) Política de privacidad
Te llamamos