Noticias

En esta sección podrá conocer todos los eventos y últimas noticias de nuestra concesión. Le mantendremos totalmente informado.

¿Cómo evitar las averías más comunes de los coches?

¿Cómo evitar las averías más comunes de los coches?

Las averías del coche suelen producirse en el momento más inoportuno. Pero de todas las averías posibles podemos diferenciar las que se producen por defecto de los materiales, defectos de fabricación y las provocadas por el mal uso del vehículo. 

 

Los fallos provocados por un mal uso o mantenimiento del vehículo son los que más cuesta reconocer pero son averías que provocamos los propios conductores como cuando nos subimos al bordillo con una, dos o las cuatro ruedas, cuando nosapoyamos o rozamos los bordillos al aparcar. Lo hacemos sin pensar que estamos perjudicando nuestros neumáticos, llantas y la intergridad de las suspensiones. 

 

Algo parecido sucede cuando sobrepasamos a mucha velocidad los baches, badenes y resaltos para controlar la velocidad. La velocidad a la que se deben pasar sin problemas es a 20 o 10 km/h. Si se acometen a mucha velocidad nos podemos cargar las ruedas, suspensiones, la defensa o algo más grave. 

 

Quedarse sin batería en el coche es otra de las averías más frecuentes. Para evitar quedarnos tirados en carretera debemos revisar la batería y cambiarla al primer síntoma como por ejemplo, cuando veamos que las luces bajan de intensidad cuando arrancamos. 

 

La caja de cambios también puede fallar por varias razones pero la más habitual es por dejar la mano encima de la planca mientra conducimos.

 

El aire acondicionado o el climatizador puede funcional mal, dejar de funcionar e incluso oler mal por no usarlo o usarlo poco. También puede ser que le toque rellenar el gas o, si sale calor cuando seleccionas frío, hay que cambiar el compresor.

 

Conducir a muy bajas revoluciones también provoca averías en el vehículo, al igual que arrancar usando el ralentí, destroza el motor.

 

Un mal mantenimiento de las ruedas, por su parte, puede provocar un reventón, ya sea porque la banda de rodadura ha llegado al tope de kilómetros, porque están caducados o por un mal uso de las mismas. Cuando no hacemos un buen mantenimiento (caducidad, presión, etc.) de las ruedas podemos tener un reventón que dé lugar a otras averías.

 

También estirar el momento del cambio del aceite del motor también afecta al motor y el filtro se obstruye por haber demasiadas impurezas. El aceite del motor debe cambiarse una vez al año o a una cantidad de kilómetros determinada dependiendo del uso y de cada vehículo. En un año el aceite del motor va perdiendo sus propiedades lubricantes que hacen que el motor funciones correctamente. 

Te llamamos
Enviando

(*) Campos obligatorios

(**) Política de privacidad
Te llamamos