Noticias

En esta sección podrá conocer todos los eventos y últimas noticias de nuestra concesión. Le mantendremos totalmente informado.

¿Cómo circular cuando se produce un reventón?

¿Cómo circular cuando se produce un reventón?

Ocurre más de lo que pensamos, circulas tranquilamente y, de pronto, escuchas un fuerte golpe en una de las ruedas, el coche comienza a tambalearse y pierdes el control. ¿Qué ha ocurrido? Sí, una de tus ruedas se ha reventado. Las causas pueden ser varias, un trozo de metal, un bache o un neumático desgastado.

Una situación así puede desencadenar un accidente de gravedad, por ello, aquí os dejamos algunos consejos para prevenirlos. En primer lugar, no hay que perder la calma y debes intentar detener el coche cuanto antes. Sentirás cómo la dirección del coche empuja hacia un lado y que la suspensión falla. Con un neumático reventado deberemos parar el coche rápidamente para evitar daños en la llanta y que los trozos del neumático destrocen tu suspensión o que incluso puedan bloquear la rueda.

En segundo lugar, para detener tu coche, deberás frenar de forma suave. Un frenado brusco podría suponer la pérdida total del control del vehículo, de modo que una detención de forma gradual será tu mejor opción.

El tercer punto que debes tener en cuenta es que mantener la dirección del coche es básico, no dar volantazos evitará posibles trompos. Independientemente de si tu coche tiene sistema de control de estabilidad o no, la pérdida de control puede ocurrir en cualquier momento. Sujetar el volante con fuerza y no perder los nervios, te ayudará a que el coche no se vaya hacia un lado.

Por último, una vez tengas el coche detenido, señalizar tu posición para que el resto de vehículos puedan verte y ponerte el chaleco reflectante es lo primero que deberás hacer. Si el lugar es seguro, intenta cambiar la rueda de tu coche siempre que sea posible, ya que los kits antipinchazos no sirven en estas circunstancias.

Todos estos consejos te serán muy útiles en caso de reventón, pero si quieres evitar pasar por esta situación, lo primero es hacer un buen mantenimiento de los neumáticos del coche. Lógicamente, eso no evitará que puedas cruzarte con un clavo o un trozo de metal, pero sí evitará sustos innecesarios por llevar unos neumáticos sin la presión correcta o con el dibujo desgastado.

Te llamamos
Enviando

(*) Campos obligatorios

(**) Política de privacidad
Te llamamos